martes, 18 de noviembre de 2008

CONSEJOS PARA LA OBSERVACIÓN DEL CIELO



La bóveda celeste
La Tierra gira sobre su eje una vez cada 24 horas en sentido contrario a las agujas del reloj, lo que da lugar a la noche y el día, al movimiento aparente del Sol en el cielo de Este a Oeste siguiendo una línea imaginária que denominamos el Plano de la Eclíptica, y por último, al giro de la bóveda celeste en donde se ubican todas las estrellas, a lo largo de toda la noche.

La bóveda o esfera celeste es la enorme cúpula que se despliega sobre nuestras cabezas donde se encuentran ubicadas todas las estrellas y planetas. Si las observamos durante algunas horas veremos que tiene un movimiento aparente de giro este a oeste alrededor de un punto central. Este punto es el Polo Norte celeste (en nuestro hemisferio) ubicado cerca de la estrella Polar, en la constelación de la Osa Menor.

La humanidad, desde los tiempos de las cavernas siempre ha buscado la manera de orientarnos en este “mar de estrellas” y para ello las ha agrupado en “figuras” o constelaciones, a las que ha dado nombres de animales, de dioses, o de Heroes.

En la primera imagen podemos ver la bóveda celeste, inclinada 23º igual que el eje de la Tierra, así como su movimiento aparente.

COMO OBSERVAR EL CIELO A SIMPLE VISTA

La Observación de LA BÓVEDA CELESTE a simple vista o con prismáticos ofrece un espectáculo inolvidable. Necesitaremos aprender a identificar las constelaciones y las estrellas más importantes, antes de proceder a realizar las observaciones de los objetos más interesantes del cielo, visibles a simple vista, con prismáticos o con un pequeño telescopio, para así poder ubicar estos objetos dentro de la gran cupula de los cielos.

Antes de comenzar nuestras observaciones, debemos tener en cuenta que la información gráfica de la que disponemos es inmensa, estamos inundados con fotografías de las galaxias y los planetas de gran belleza, y podríamos quedar defraudados al realizar nuestras observaciones mucho mas modestas.

Para empezar las estrellas se encuentran a una distancia tal de nosotros, que ni con los telescopios más grandes conseguimos ninguna resolución, es decir siempre se ven como puntos, con cualquier ampliación.

Las espectaculares fotografías de galaxias y de los planetas que conocemos, no las ha podido ver nunca el ojo humano. Incluso con el telescopio espacial (Hubble) o con los telescopios mas grandes de la tierra, se requieren exposiciones que van desde varios minutos, hasta horas, para que se vaya acumulando la luz de estas galaxias sobre una placa fotográfica, o sobre sensores digitales.

Otras veces la imagen que se capta es más bella y espectacular en longitudes de onda invisibles (en infrarrojo o en ultravioleta), y por último las imágenes muchas veces se muestran con colores no reales, para realzar su contorno o sus detalles.

Por lo tanto nos fijaremos unos objetivos realistas, ya que aun con estas limitaciones hay gran cantidad de objetos de gran belleza que podemos observar en una noche llena de estrellas. La simple observación en toda su plenitud del brazo de la vía láctea en el que se encuentra nuestro planeta, ya es en si un espectáculo impresionante.

PREPARACIÓN

Bastará con disponer de un buen punto de observación, sin obstáculos alrededor y lejos de la ciudad y de su contaminación lumínica y una noche con cielos limpios de nubes.

Una vez localizado nuestro lugar de observación tendremos que llevar ropa de abrigo (imprescindible, incluso en verano), y quizá algunas sillas plegables de camping, y un termo con alguna bebida caliente.

También deberemos llevar una carta celeste y una pequeña linterna forrada con papel de celofán de color rojo (para que no deslumbre), o algún llavero o linterna que en vez de bombilla, disponga de un diodo led rojo.

Necesitaremos también una brújula, o bien tener localizados con anterioridad los puntos cardinales en nuestro lugar de observación, y por último un planisferio o mapa celeste.

Este planisferio puede comprarse en las tiendas especializadas (por ejemplo se vende en la librería del planetario), su aspecto se muestra en la imagen adjunta.

Pero también pueden imprimirse cartas estelares desde esta dirección de Internet:
http://www.elcielodelmes.com/Cartas_celestes_siguiente.php

Otra opción sería obtener la carta celeste de alguna revista de astronomía, que puede comprarse en cualquier tienda de periódicos (por ejemplo la Revista “espacio” que se publica cada mes por unos 4 Euros, incluye una carta celeste con las estrellas, los planetas y los objetos más interesantes para observar).

Por último se puede imprimir la vista precisa del cielo, los planetas y las constelaciones, para la fecha en que vayamos a realizar la observación, con el programa gratuito “stellarium” , que recomendábamos en esta anterior bitácora.

Nuestros objetivos serán.

1.- LOCALIZAR LAS CONSTELACIONES Y ALGUNAS ESTRELLAS IMPORTANTES. Aprender sus nombres y sus magnitudes, visualizar las estrellas dobles, etc.

2.- DIFERENCIAR ESTRELLAS Y PLANETAS.

3.- OBSERVAR LA LUNA Y LOS PLANETAS CON PRISMATICOS O UN PEQUEÑO TELESCOPIO.

4.- LOCALIZAR Y OBSERVAR OTROS OBJETOS INTERESANTES: Nebulosas, la galaxia de Andrómeda, Cúmulos Estelares, las Pléyades, etc.

En sucesivos envíos iremos detallando cada uno de estos puntos. Nos espera unas jornadas de observaciones muy interesantes.

Saludos.

ENLACES:

OBSERVACIÓN DEL CIELO

http://es.wikipedia.org/wiki/Observaci%C3%B3n_del_cielo

CARTAS CELESTES

http://www.elcielodelmes.com/Cartas_celestes_siguiente.php


STELLARIUM

http://www.stellarium.org/es/